Trucos para perder la vergüenza en las relaciones sexuales

2018-10-25T08:27:49+00:0025 octubre 2018|Sin categorizar|

De los errores e intentos fallidos siempre se aprende aunque duelan un poco, pero la inacción temerosa sólo deja a su paso frustración y duele siempre, dejando en nuestra vida -cómo bien dice el tango un puñado de sueños e ilusiones rotas. Esta frustración resulta especialmente demoledora en el terreno del amor, dónde los rescoldos de las oportunidades perdidas y los deseos inconfesados, no se apagan fácilmente, y vuelven a la cabeza y sobre todo al corazón una y otra vez, señalan algunos expertos.

¿Cuántas personas sienten una punzada de dolor cuando ven pasar a la que podría haber sido su pareja del brazo de otra u otro? ¿Cuántos viven en silenciosa desesperación al revivir el prometedor contacto con otra persona que parecía y prometía ser el amor de su vida y que, sin embargo, siguió otro camino, porque sus labios no pronunciaron las palabras que su corazón gritaba? Estas y más preguntas se cuestionan muchas personas en el momento de perder la virginidad.

Ese momento en el que después de estrenarte pero aún sigues teniendo esa vergüenza del inicio. Por este motivo, lo primero que hay que hacer es analizar ese sentimiento tan limitante que hace tímidos, porque una vez que se saca a la luz y se enfrenta al igual que cualquier miedo o temor, se reduce, pierde poder sobre nosotros e incluso desaparece por sí solo.

Para ello, hay que observar la emoción haciéndose estas preguntas: ¿la crítica me hace sentir mal pese a que he actuado bien? ¿He sido crítico conmigo ante un fallo insignificante? ¿Critico más a los demás cuando me siento desdichado? ¿Algunas faltas que critico en los demás son las mías propias?

Todos estos miedos se van a superar con nuestras chicas en Club Calipso Mataró. ¡Siéntete más preparado y con más seguridad con nuestras chicas que te ayudaran a mejorar!